Sonia Villaverde
Sonia Villaverde campaign leader

Hoy se dedica las 3,000 firmas a la Guerrera Ambientalista, Haydée Colón (QEPD Feb 17, 2015) y su batalla por proteger la Quebrada Chiclana...que mucho me hace pensar en lo que está sucediendo en nuestras costas...en este caso, Puerta de Tierra. Continuamos con la lucha por proteger el ambiente en su honor.
Monday, Sep. 15, 2003 at 2:28 AM
He aquí la historia real: Una comunidad bicentenaria, negra y rural, recursos naturales prístinos, altas montañas, lluvia diaria, fauna y flora de bosque tropical. Nadie pensó que, en algún momento, alguien lo destruiría.
Uno de esos recursos naturales se convirtió en amiga y aliada. Esta vecina llamada Quebrada Chiclana tenía muchos siglos pero no tenia achaques, ni se quejaba, ninguna agencia le pagaba por sus beneficios. Tampoco cobraba. Siempre nos recibió en su “casa”. Lo extraordinario es que siempre estaba pendiente de nuestra seguridad. Cuando llovía, recogía el exceso y nos alertaba sobre retirarnos emitiendo sonidos estruendosos. Nos permitía entrar en su área, nos entretenía con su música, nos regalaba lo mejor de sí, buena temperatura, agua limpia, aire fresco, pájaros, vida acuática. Siempre convivíamos en paz. Nunca representó un peligro.
Una ganga (AH Development “from Oregon and Miami”, Basora y Rodríguez, Banco Popular y otros) quería el espacio para su enriquecimiento. Pero había que destruirlo y asesinarlo. Ya la formula la habían experimentado en toda la cuenca hidrográfica del río Piedras. Allí se dinamitaron montañas, se puso sobre otros cuerpos de agua que, hoy día,, permanecen sepultados y con casas sobre ellas avaladas por las agencias y vendidas por la banca hipotecaria disfrazadas de “comunidad exclusiva” y centro comercial.
Esa ganga vino acompañada de permisos gubernamentales amañados e iniciaron el 21 de febrero de 2000, la destrucción de la última quebrada que les quedaba en el predio. Llegaron las máquinas al escenario, la desnudaron para nuestra vergüenza colectiva: le removieron su precioso vestido de grandes piedras, maleza verde, árboles grandes y agua continua. Le tumbaron las paredes de tierra que la sostenía. Los vecinos intentamos detenerlos cuando le violaban su espacio. Pero la voracidad se vistió de insensatez por AH Development. Iniciaban otro crimen.
De nada valieron el diálogo, los planteamientos, las denuncias, la prórroga, ni los ruegos de los vecinos el 26 de abril de 2000. La ganga ya no tenia escrúpulos, nunca los tuvo. En poco tiempo, le dinamitaron sus paredes, callaron sus sonidos, asesinaron la vida acuática, le removieron la vegetación, la sepultaron en vida e intentaron neutralizar nuestra indignación por la suerte de la vecina quebrada. El silencio de las agencias fue el mejor aliado de la ganga.
Mas el cuerpo de agua siguió fluyendo, aunque en menor medida. No podíamos concebir el estado en que quedó la aliada de entonces: quien no valoró su belleza, podría hacerle daño a otros cuerpos de agua en Puerto Rico. Recibimos el mensaje de auxilio más estruendoso cuando el 23 de agosto de 2000 amenazó con expirar. Como ella no podía hablar nuestro idioma, hablamos por ella y pedimos su restauración. Amelia Quiñónez, Juan Cruz, sus hijos y muchos otros se unieron en el camino. Recibimos la solidaridad de muchas personas.
La ganga encontró quien le defendiera y avalara su fechoría, mientras el recurso natural, protegido por la Constitución de Puerto Rico, agonizaba. Las agencias se alinearon con los permisos irrevocables, la legislatura descubrió sus mentiras, el tribunal oyó el reclamo, pero se alargó la hora de la justicia. Mientras, nuestra defensa contó con la Lcda. Jessica Rodríguez, el ingeniero Mario Soriano, el apoyo de profesionales serios, empleados públicos comprometidos, solidaridad en nuestra comunidad, las oraciones del pueblo, lágrimas, tensión, esperanza y sobre todo, paciencia. Nunca hubo espacio para claudicar...sigue en: http://pr.indymedia.org/news/2003/09/225.php

Io
to comment