Cholo Saenz
Cholo Saenz campaign leader

<p>Mientras que en la Asamblea Legislativa se discute una reforma para convertir el acceso al agua potable en un derecho constitucional, trece comunidades de San Carlos y diez de Guanacaste toman agua contaminada con arsénico y pese a que &nbsp;han manifestado su disconformidad a las autoridades, éstas han hecho caso omiso.El contaminante encontrado en el agua de estas zonas es mucho más que solo tierra o arena; el agua viene con cantidades importantes de arsénico que, según la Organización Mundial de la Salud, este material, en altas cantidades, podría generar enfermedades como el cáncer en los organismos.Pero esto no es un problema que se presentó hace 15 días, un mes o un año. De acuerdo con el ambientalista de la zona Gadi Amit, el agua presenta arsénico desde hace 10 años ¿Qué ha hecho el Gobierno? Nada.En marzo de 2012 y en vista de la situación que afrontaban las comunidades- algunas ni siquiera estaban enteradas de que consumían agua contaminada- la Presidenta de la República Laura Chinchilla y la Ministra de Salud Dasy Corrales, firmaron un decreto de emergencia sanitaria para -supuestamente - acabar con la situación. En el decreto, reconocen cuáles son las comunidades afectadas, cuánta es la cantidad de arsénico en el agua y las repercusiones que esta situación podría tener para la salud de los habitantes.Pero la intención se quedó en el papel, porque desde que se estableció el decreto y de acuerdo a lo que comentó Amit, el Gobierno no ha efectuado una sola acción para solucionar el problema. Esto a sabiendas que el consumo máximo de arsénico para una persona, sin que cause implicaciones en la salud, es de 10 microgramos y estudios de Acueductos y Alcantarillados (que citan incluso en el decreto) reportan una contaminación de 189 microgramos de arsénico en el agua.“De las deficiencias encontradas en los acueductos de esta zona, se encuentran: a) pro<p><img src="//causes-prod.caudn.com/photos/kJ/Wl/rz/rj/c5/DB/Na/3IO.jpg"></p>blemas de suministro de agua apto para el consumo humano, lo cual crea un peligro potencial e la proliferación de enfermedades en la población, b) las comunidades no cuentan con agua suficiente para abastecer sus necesidades, c) la población en la situación actual se encuentra en clara desventaja y propensa a la proliferación de enfermedades, d) los centros educativos se ven afectados”, dicta el decreto que se encuentra olvidado en la gaveta del escritorio de alguna oficina.Ante la inoperancia del Gobierno, los vecinos de Cerro Cortés, los Llanos, La Gloria, Santa Fe, Altamira, San José, Vuelta de Cooper, Caño Negro, Los Chiles, La Palmera, Santa Rosa, la Cocaleca y Concepción de la Palmera del cantón de San Carlos, junto con Bagaces, Montenegro, Arbolito, El Chile, Falconia y Agua Caliente, La Libertad, Bebedero, Verguel y Puerto Soley de Guanacaste se organizaron y presentaron un recurso de amparo, al que la Sala Constitucional le dio curso el pasado 16 de abril.El recurso va en contra de la Presidenta de la República, la Ministra de Salud, el Ministerio de Ambiente y Energía, Acueductos y Alcantarillados, la Autoridad Reguladora de los servicios Públicos y la Comisión Nacional de Emergencias (CNE).A la Presidenta y a la Ministra de Salud las incluyen por ser las firmantes del decreto y adquirir responsabilidad en el asunto, más aún si es al Ministerio de Salud al que le corresponde velar por la salud de la población.Al ministro de Ambiente, René Castro, porque la entidad que representa es la que debería de regular que las empresas no contaminen el agua con este tipo de materiales.Además menciona a la ARESEP, porque pese a que no pueden consumir el agua con normalidad, les siguen cobrando la tarifa, al AyA, por no dar la atención que se requiere a los acueductos y finalmente, a la CNE, por el hecho de que al existir un decreto de emergencia, esta debería tomar cartas en el asunto.“Este Decreto Ejecutivo se firmó el 22 de marzo de 201

to comment