About

Damos la voz de alerta para que manifestemos de la manera más
efectiva nuestra oposición a los respectivos gobiernos de nuestros
países, para que El Vaticano no ingrese como observador extrarregional al Sistema de la Integración Centroamericana, SICA, y, en consecuencia, de todos los foros de la misma, entre éstos el COMMCA (Consejo de Ministras de la Mujer de Centro América), dado que, generalmente, la Santa Sede -no hablamos de toda la iglesia católica pero si de sus representantes mundiales- se ha opuesto a todos los avances en materia de los derechos humanos sexuales y reproductivos de las mujeres en los diferentes foros regionales e internacionales, presiona y cabildea para detenerlos, generalmente con resultados positivos para ellos, dañado la vida de millones de mujeres.
Exijamos el principio de laicidad y el compromiso con la dignidad, salud y seguridad de las mujeres, reconocidos en las constituciones políticas centroamericanas y en los convenios regionales e internacionales de los que somos parte.