About

Solovino, un perrito de raza única que desde hace meses vivía en la Plaza Lerdo en la ciudad de Xalapa, Veracruz, quién era cuidado y protegido por los boleros, barrenderos, y marchantes de los puestos de dulces y periódicos que se ubican a un costado del Palacio de Gobierno del Estado de Veracruz, se encuentra hoy preso en la antesala de la muerte, la Perrera municipal. Su único delito fue ser amigable, amado y querido por todos aquellos que día con día transitan por el Centro Histórico de la Capital del Estado.
Su Historia:

Hace meses Solovino llegó a la Plaza Lerdo para hacer de ese lugar su hogar, era amigable y cariñoso con todos, poco a poco se fue ganando al amor y cariño de la gente, los boleros, barrenderos y marchantes lo acogieron, lo cuidaban y alimentaban todos los días, le pusieron un collar de piel con su nombre grabado, lo vacunaron y desparasitaron para que no contrajera ni fuera portador de alguna enfermedad, inclusive, alguno le colgó un letrero en el que se pedía a todos aquellos que quisieran aportar croquetas que las dejaran en el puesto de la esquina de Palacio, con la Señora que lo alimentaba. A Solovino le gustaba acompañar a los ciudadanos en su marchas, él las encabezaba, jugetón y risueño, moviendo siempre la cola, el Lunes 18 de Junio del 2012, la foto de Solovino portando su collar y su letrero pidiendo croquetas, se hizo famosa en las redes sociales, circulo por cientos y cientos de muros y paginas, lo que al parecer molestó a las autoridades del Ayuntamiento Xalapeño, ya que al día siguiente, el Martes 19 de Junio, una camioneta de la perrera Municipal, se presentó en la Explanada de Solovino y de los Xalapeños para lazarlo y llevárselo para sacrificarlo (eso dijeron a reporteros los empleados del Centro de Control Canino). La gente que caminaba por la Plaza y los reporteros que se encontraban en el lugar, al grito de “Todos Somos Solovino y Liberen a Solovino” impidieron que Solovino fuera llevado ese día al Corredor de la Muerte. No obstante, el Miercóles 20 de Junio, Solovino no corrió con la misma suerte, los mismos empleados de la Perrera llegaron muy temprano, aprovechando que la Plaza Lerdo estaba vacía y que los reporteros estaban cubriendo un Evento Oficial, lo lazaron y sin importar las súplicas de los marchantes de los puestos de periódicos, dulces y comida, lo subieron a la camioneta y se lo llevaron para encerrarlo en una fría jaula, su celda. Solovino tiene ya algunas solicitudes de adopción, sin embargo, El Centro de Control Animal, no lo entrega, lo mantiene en su celda…

Pedimos que liberen a Solovino, que lo den en resguardo a alguna Asociación Protectora de Animales, o bien a algún Protector Independiente que se haga cargo de los filtros necesarios para su adopción. ÉXIGIMOS A LA ALCALDEZA ELIZABETH MORALES GARCÍA LA LIBERACIÓN DE SOLOVINO!!! LO QUEREMOS VER SANO Y LIBRE!!!