Back to SALVEMOS EL UROGALLO CANTABRICO

El Principado pretende rebajar el grado de protección del Parque Natural de las fuentes del Narcea, Degaña e Ibias

El presidente del Principado, Francisco Álvarez-Cascos, quiere rebajar protección ambiental al Parque natural de las Fuentes del Narcea, Degaña e Ibias, para que los propietarios de las fincas que se encuentran integradas en este espacio protegido puedan «gestionar sus riquezas». Así lo explicó el regidor de Cangas del Narcea, José Luis Fontaniella (PP), que ayer mantuvo una reunión con el presidente regional, en el que fue el primer encuentro de un alcalde popular con el presidente del Principado.

Según explicó el alcalde cangués, Cascos se mostró muy receptivo y le transmitió la «necesidad» de rebajar la protección al parque para que los titulares de las fincas puedan «gestionar sus riquezas», algo que, según Fontaniella, no se puede hacer ahora debido a las figuras medioambientales que protegen este espacio. «Este parque se constituyó sin tener en cuenta que más del 80% del territorio era propiedad privada, lo que provoca una afectación a los propietarios, que no pueden gestionar sus fincas», matizó el Alcalde.

El Parque natural de las Fuentes del Narcea, Degaña e Ibias fue declarado como tal en el año 2002 y engloba una superficie de 55.500 hectáreas. Además de ser parque natural, está declarado de forma parcial como lugar de importancia comunitaria, zona de especial protección para las aves y reserva de la biosfera desde 2003. Este parque está considerado el mayor espacio de concentración de animales de la cordillera Cantábrica, entre los que se encuentran el oso pardo y el urogallo.

Los colectivos ecologistas asturianos ya han manifestado su postura contraria a la intención del Principado de restar protección a este espacio. «Es el populismo esperado de Foro Asturias, Cascos puede prometer lo que quiera, pero hay un plan de uso y gestión que está vigente y tendrá que cambiarlo si quiere reducir la protección; pero que recuerde que no tiene mayoría en la Junta. Puede hacer la vista gorda, si quiere, pero nosotros estaremos ojo avizor para que se cumpla la ley», asegura Fructuoso Pontigo, portavoz de la Coordinadora Ecologista de Asturias. La oposición de los propietarios a la declaración de este espacio como parque natural no es nueva. De hecho, existe una plataforma de afectados que reclama que se les permita tener voz y voto en la gestión de este territorio protegido.

to comment