About

visión de las culturas desarrolladas es hacer la vida de los adultos mayores en general más fácil y mejor

En otras culturas o sociedades cuando un barco se hunde tiran al mar a todas las personas y salvan a los ancianos, porque ellos guardan el conocimiento, la sabiduría. En otras culturas como la nuestra salvan a las mujeres y los niños. Nosotros no somos ni juez ni jurado para decir quien está bien o quien está mal. Solo debemos atender el sentido común dé respeto a aquéllos que son más viejos. “En las culturas milenarias de oriente las personas de la tercera edad son valoradas por su grandiosa sabiduría acumulada durante muchos años, los jóvenes recurren a ellos para pedir consejos y para aprender los valores y la clave de la felicidad, en occidente en cambio durante muchos años las personas de la tercera edad fueron vistos como inútiles por estar fuera del sistema de productividad y por el creciente culto a la juventud y la belleza, sin embargo en la última década, el aumento del promedio de vida, gracias a la medicina, ha hecho que los sistemas económicos y sociales vuelvan su mirada hacia la tercera edad, dándole un estatus diferente e importante, a nivel mundial se han organizado sociedades para proveer bienestar, cultura y entretención a las personas que pasan por sus años dorados, en las ciudades turísticas se ven repletas de excursiones organizadas por y para los grupos de la tercera edad que buscan pasar sus años de jubilación disfrutando de la naturaleza y de viajes de cultura y entretención.” Independientemente de la realidad, todos en la existencia merecemos honor y respeto y en la práctica no se puede despreciar ninguno de las criaturas de este reino, no importa que tan pequeño o deformado sean. Existen y merecen respeto pero la meta principal y la visión de las culturas desarrolladas es hacer la vida de los adultos mayores en general más fácil y mejor, ayudándolos en tantas áreas como sea posible. Porque proteger, enriquecer y empoderar a los ciudadanos es el rol principal del estado. Pero hay tanto que hacer, que no se puede pedir tanto, pero por lo menos nosotros somos lo que tenemos que hacer algo por la edad de oro y como no somos un país desarrollado, no esperemos que el estado haga mucho por ellos, porque no pueden. Pero con nuestra ayuda, las personas mayores no deberían pasar a través del extenso y tiempo consumidor por el que pasan por falta de atención cuando se trata de ellos. Nosotros debemos tener una pasión para proteger a los adultos mayores, y sentirnos contentos de ir en la dirección correcta. Aprende a amar a las personas mayores porque ellos nos dieron mucho, y ayudar a una persona mayor no es malo, bien por el contrario es muy bueno. Buena voluntad, no cuesta nada para tratar bien y con respeto a una persona de la tercera edad, y toda la gente es dulce, encantadora, inteligente, y autosuficiente, cuando se le trata bien. Cualquiera puede hacer eso. Entonces el tema toma carácter real para aquéllos que nos amaron en algún momento de la vida, y sobre todo para amar aquéllos que son amables. Así, que si en un momento la persona a la cual usted está tratando es de la tercera edad aproveche la ocasión y que sea un desafío, para detenerse y pensar por un momento como tratarlos especialmente bien. Haga un obsequio de buen trato y respeto a las personas de la edad de oro “hoy” y esto le gustara simplemente porque usted quiere ser tratado de la misma manera cuando este en su lugar. Cuando vamos creciendo generalmente nuestros padres son el reflejo de nuestros abuelos y nosotros seremos el reflejo de nuestros padres y esa es la herencia que les debemos dejar a nuestros hijos. Porque siempre un amigo especial en la familia fue aquel que tuvo dulzura, amor y consideración de las grandes y pequeña cosas que pasaban por nuestras mentes cuando éramos pequeños, esos amigos eran nuestros abuelos que te trataban con cariño, ellos nos conversaron y entendieron. Hoy, están pobremente cuidados y no son respetados y muy pocos pueden disfrutar la edad de oro

1. Respeto

2. Dignidad

3. Principios y valores