About

Amar no solamente a tus hijos, sino todos los que son tu prójimo porque son tuyos también

Cada vez que veo en la televisión niños indefensos que son abusados, que han vivido a su corta edad vida como la de una mujer o la de un hombre, que han sido golpeados a tal grado que ya no sienten nada, que confunden la disciplina con el maltrato, que nunca les han dicho que los aman, que si sonríen creen que es erróneo, que viven una vida de esclavitud literal, donde llevan una responsabilidad más grande que su propio cuerpo y que resisten el dolor por querer vivir, por que no conocen otra cosa. Donde confunden el amor con abuso creyendo que el que abusa lo ama. Tengo 2 hermosas hijas que me hacen reflexionar que no por ellas, sino por aquellos que no tienen madres que se preocupen por ellos. Donde antes de dormir oren por ellos. Que se acuerde de darles gracias a Dios por que les provea igual que a mi qué comer. A esos mis hijos, de mi Puerto Rico y el mundo, son los que quiero amar. Que sin conocerlos vivo día a día pensando qué pudiera hacer por ellos. Donde las limitaciones físicas o económicas alcanzan, pero las oraciones celestiales, la intención y acción a los allegados son las que marcan diferencias. Concientizando a los que están cerca de mí para regar la voz de amor por mi hijos. Quiero que no tan sólo sean míos, sino tuyos también. Donde le enseñemos a nuestros hijos y a los de los demás, que son míos también, a hablar sin miedo. Que si es un familiar tan cercano, el que les hace daño busque a su madre o padre exterior y puedan contar contigo. Sí, porque son tus hijos también. NO DIGAS QUE NO ES TU PROBLEMA, POR QUE NO TE GUSTARÍA QUE SI TUS HIJOS NATURALES PASARAN POR ESTO TU NO TE ENTERAS O TU LO IGNORAS PASEN POR ESTA DESGRACIA. Eduquemos a nuestros hijos adecuada y sanamente. Escucha, sospecha y créele. Por miedo puede que no hablen, pero sus expresiones dicen mucho, sus marcas hablan por sí solas. Su autoestima lo dice todo. No ignores y se parte, riega la voz y te darás cuenta que es posible. No dejes caer mi sueño, donde sé que es posible tener una juventud sana, no violenta. Pero depende de nosotros educarlos. Si fuiste abusado no te desquites con quien no estuvo cuando de pasó a ti. Se parte de la solución y no del problema. NO DEJEMOS DE VELAR POR LOS DERECHOS DE LOS NIÑOS QUE OFRECE LAS NACIONES UNIDAS. NO VALE LA PENA QUE LA CARTA DE DERECHOS DEL NIÑO ESTÉ SI NO SE PONE EN ACCIÓN. PERO NOS TOCA A NOSOTROS.

1. Que tus hijos sean mis hijos