Back to Coalición Puertorriqueña contra la Pena de Muerte

Resolucion en contra de la pena de muerte

ESTADO
LIBRE ASOCIADO DE PUERTO RICO  17 ta  Asamblea  1ra Sesión

Legislativa  Ordinaria SENADO DE PUERTO RICO

R. Conc. del S. 4 de enero de 2013

Presentada por la señora Santiago Negrón

REFERIDA A RESOLUCIÓN CONCURRENTE

Para expresar el más profundo rechazo de la Asamblea Legislativa de Puerto Rico a la aplicación de la pena de muerte por el Tribunal de Distrito Federal de los Estados Unidos para el Distrito de Puerto Rico.

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

Con la consideración ante el Tribunal de Distrito Federal de los Estados Unidos para el Distrito de Puerto Rico de varios casos en los que sería aplicable la pena capital, nuevamente se cierne sobre nuestra isla la
posibilidad de que ese foro, en contravención a la Sección 7 del Artículo II de la Constitución de Puerto Rico, condene a muerte a acusados puertorriqueños, procesados en suelo puertorriqueño, por delitos cometidos en Puerto Rico.

En estos momentos se encuentran certificados y pendientes de juicio los siguientes casos en los que sería aplicable la pena de muerte:  

1. USA v. Lashaun Cassey, 05-cr-277, juicio pautado para comenzar el 22 enero de 2013;

2. USA v. Candelario-Santana, 09-cr-427, juicio pautado para el 8 enero de 2013;

3. USA v. Jiménez-Bencevi, et al, 12-cr-221,
juicio pautado para el 19 de marzo de 2013.

Además,
están pendientes de certificación los siguientes casos:

1.  USA v. Vázquez-Rijos, 08-cr-216

2.  USA v. Lebrón-Sánchez, 09-cr-594

3.  USA v. Aguilera-Enchautegui, 10-cr-093

4.  USA v. Casillas-Sierra, 10-cr-103

5.  USA v. Ortiz Torres, 10-cr-138

6.  USA v. Velázquez-Aponte, 11-cr-258

7.  USA v. Soto-Flores, 11-cr-572

8.  USA v. Sánchez-Martínez, et al, 12-cr-036

9.  USA v. Ramos-Piñero, et al, 12-cr-200

10.    USA v. Seary-Colón, 12-cr-00312

11.   USA v. Rolón Rodríguez, 12-cr-785

12.    USA v. Edwin Torres Osorio et als, 12-cr-931

La posibilidad de que el tribunal federal imponga aquí la pena de muerte dramatiza, además, las consecuencias de nuestra condición política: las autoridades, que son designadas por el gobierno de los Estados Unidos,  pueden condenar a morir a un puertorriqueño al amparo de legislación aprobada por el Congreso, en un proceso legislativo en el que los puertorriqueños no tenemos participación, sin importar lo que disponga la Constitución de Puerto Rico y sin considerar nuestros valores.

Ante esta situación, esta Asamblea Legislativa, en representación del Pueblo de Puerto Rico, expresa su más profundo rechazo a la aplicación de la pena capital por parte del Tribunal de Distrito Federal de los Estados Unidos para el Distrito de Puerto Rico, y así lo comunica al Presidente Barack Hussein Obama, al Congreso, y a las autoridades y funcionarios de ese Tribunal.
--- falta parte por falta de espacio..

to comment