Todos los seres, todos, merecemos una vida digna, merecemos que nuestras necesidades básicas sean cubiertas, merecemos respeto y amor.
Todos, incluídos los animales, que por indiferencia, ignorancia o crueldad de los seres humanos viven en las calles, sufriendo todo tipo de maltrato.
Una forma de ayudarles es darles un hogar, desafortunadamente el número de animales callejeros supera por mucho la cantidad de personas dispuestas a darles uno.
En México, por intereses creados y obscuros se utiliza como método de exterminio y aturdimiento la electrocución que es increíblemente cruel y dolorosa, exijamos que se deje de electrocutar y aturdir mediante electrocución a los animales y que se recurra únicamente a la sobredosis de anestésicos, mediante sedación profunda.

to comment