Necesitamos recolectar firmas
para solicitar al estado peruano que se elimine o modifique la ley que permite el cautiverio de delfines en el Perú.

En el año 1996 se creó la ley N° 26585, la cual establece que los cetáceos menores son especies protegidas en el Perú, prohibiendo su extracción, procesamiento y comercialización, pero que en la misma, según el artículo N°18, se permite el mantenimiento en cautiverio de los mismos, y en la R.M. N° 588-96-PE que complementa a esta ley, se establecen los parámetros para ello y se especifica que solo se pueden mantener cautivos a delfines de la especie Tursiops truncatus, más conocido como delfín nariz de botella.

Ya existen dos casos de cautiverio de delfines en el Perú, el más conocido es el de los delfines Yaku y Wayra,  los cuales fueron capturados en Cuba y adquiridos desde México por el empresario Jaques Levy, también dueño del conocido hotel “Los Delfines” en Lima. Actualmente estos delfines se encuentran en unas pozas ubicadas en el distrito de Chorrillos, las cuales no presentan buenas condiciones para su cuidado y mantenimiento.

Se sabe que los pocos delfines que logran adaptarse al cautiverio son condenados a una vida plagada de enfermedades crónicas, infecciones de piel, así como cambios de comportamiento, desarrollando niveles incrementados de agresión contra otras animales y humanos. Las tasas de sobrevivencia son muy bajas y las tasas de mortandad de delfines nacidos en cautiverio superan los niveles en vida libre. Todo esto demuestra que las condiciones de cautiverio de delfines no son adecuadas para garantizar la sobrevivencia del animal, tampoco para desarrollar programas de investigación y mucho menos para educar a nuestros niños.

Pedimos que se sumen a esta campaña para que este sea el último caso de cautiverio de delfines en el Perú, logrando un cambio en nuestras leyes, y para que se consigan mejores condiciones para los delfines Yaku y Wayra. Juntos lograremos el cambio.

1 comment

to comment