Señor Gobernador y señores legisladores es tiempo ya que se  derogue la infame e injusta ley 158  la cual ordena la muerte de estos nobles animales.

El poco conocimiento de lo que es este  perro lo ha estigmatizado durante años al extremo tal que muchos de ellos perros cariñosos y buenos compañeros de familia han pagado con su vida el error  de los humanos al estigmatizarlos como perros peligrosos con esta ley 158.

Los que día a día tenemos que bregar con los cientos de perros de esta raza que son tirados a la calle sabemos el amor y el cariño que ellos dan a las personas que los amamos y no los maltratamos. 

Señores ustedes tienen una gran responsabilidad, el enmendar con la derogación de esta ley, el error cometido por una legislatura que actuó por histeria y sin conocimiento claro de los que en realidad es esta  bella raza.

17 comments

to comment