En meses anteriores, la Comisión de Salud del Senado de Chile, en el Informe recaído en el proyecto de ley (Nº 6499-11) que regulará la responsabilidad por la tenencia de perros potencialmente peligrosos, dejó en manifiesto la política de exterminio que aplicará a todos los animales abandonados del país a través de recursos que entregará a los municipios. Las autoridades están prefiriendo la muerte por sobre la vida y educación.

Los senadores Jorge Arancibia Reyes (UDI), Carlos Ignacio Kuschel Silva (UDI) y el Presidente de la Comisión de Salud del Senado, Mariano Ruiz-Esquide Jara (DC), aprueban la política de exterminio. En la misma línea, el Secretario General de la Presidencia, José Antonio Viera-Gallo, envío una indicación a este mismo proyecto de ley para acabar con la vida de miles de animales en cámaras de gases. Se suma al grupo, el diputado y médico cirujano Juan Lobos (RN), quien aconsejó a Michelle Bachelet no dejarse influenciar por agrupaciones animalistas. Lobos lamentó que la discusión se empantane en la posibilidad de exterminar perros y exigió que el Gobierno financie esta operación de exterminio a nivel nacional.

Basándose en argumentos religiosos, el obispo de Magallanes, Bernardo Bastres, justificó el exterminio de perros callejeros en Punta Arenas en Chile, donde hay cerca de 12 mil animales en esa condición.
'Dios creó las cosas y las puso al servicio del ser humano, ese es el principio del Génesis. Todo está al servicio nuestro', declaró para el diario Hoy por Hoy.
Según explica el mismo medio, la polémica resurgió luego que el sábado pasado un anciano de 73 años haya sido atacado por 6 perros a la salida de una iglesia.
'Yo no estoy por matar al perro por matar perros, porque eso sería una cosa de barbarie. Pero no puede ser que en este momento tengamos una invasión de perros y tengan más derechos que nosotros', expresó el obispo. Manuel López vocero de Geoanimal, manifestó que las declaraciones del religioso dan cuenta de que 'no está muy bien de sus cabales... 'esas declaraciones medias nazis y que señalan que nuestra especie está sobre todo en el universo son recurrentes en él', sostuvo.

En Punta Arenas, después de que el obispo diera a conocer su repudio hacía los perritos callejeros y aprobación a la ley de exterminio de perros vagos, misteriosamente en Punta Arenas se han encontrado más de 500 perros envenenados y golpeados hasta morir en camiones de basura y también tirados en basureros sin compasión alguna, todos culpan al obispo, ya que él era la única persona la cual había dado a conocer su repudio a estos animales indefensos.

Ante lo expuesto, la convocatoria es para todos los colectivos animalistas y defensores de animales y a todo aquel que está en desacuerdo con esta decisión especista, no importa si tienen o no animales. No se trata de cuánto queremos a los animales. Se trata del tipo de sociedad humana que se quiere construir disponiendo de millones del Fisco para exterminar perros que, en pocos meses, volverán a las calles. Las medidas efectistas del Gobierno Chileno no serán efectivas porque el problema de sobrepoblación canina no se controla con el círculo vicioso de la muerte sino que con políticas éticas, de esterilización masiva y con programas de educación y concientización animal. El problema de los perros abandonados, son justamente los “abastecedores” de perros abandonados. ¿Quiénes son? En Santiago, 1.170.000 familias tienen mascotas en sus casas sin esterilizar, las hembras paren camadas y son abandonadas junto a sus cachorros. ¿Los matarán a todos de forma crónica gastando millones? No es una política efectiva y seria. Esterilizar a 1 hembra, saca de circulación inmediatamente a miles de cachorros que serán dejados a su suerte. En vez de correr detrás de las consecuencias y forjando un espectáculo de muerte en las calles, solo por ser económicamente conveniente para el país.

Demostremos al Gobierno Chileno, que en el mundo hay muchas personas que repudiamos la política de exterminio de animales, que en el mundo esperamos que surjan alternativas éticas y compasivas para el trato de animales, que avancemos, que vale más un poquito de esfuerzo por preservar la vida, que la salida más cómoda, de simplemente deshacerse del problema que los mismos humanos hemos provocado.

DIGAMOS NO AL EXTERMINIO DE PERROS ABANDONADOS Y SI A LA VIDA Y EDUCACIÓN.

UNA NACIÓN SIGUE LOS CAMINOS DEL DESARROLLO NO SÓLO POR SU CRECIMIENTO ECONÓMICO SINO QUE TAMBIÉN MORAL .

20 comments

to comment